Aggayu Solá

aggayu

Aggayú es una deidad en la mitología yoruba, venerada principalmente por los pueblos de la región de Nigeria y las tradiciones afroamericanas derivadas, como la Santería y el Candomblé. Es considerado el orisha del fuego y los volcanes, simbolizando la fuerza y la energía de la Tierra. Aggayú también está asociado con la tierra fértil y la agricultura. Se le representa como un hombre mayor, corpulento y poderoso, vestido con túnicas rojas y amarillas, y llevando un gran machete. Se le ofrece maíz, melaza y otros alimentos como ofrendas. Las comunidades consideran a Aggayu un protector y un mediador entre los seres humanos y los elementos naturales. En los rituales, se busca su favor para asegurar la prosperidad, la fertilidad y la estabilidad en la vida. Su energía se considera cálida y benevolente, pero también puede volverse destructiva si se le provoca o se le trata con falta de respeto.

Aggayu Sola era un fornido de lava volcanica, este Orisha infundaba temor por su aspecto
Al ser este un gigante se dedicaba a pasar a los mortales y a los demas orishas a pasar el rio de un lado a otro a cambio de remuneración
Cierto dia cruzo a Yemaya pero al llegar al otro lado esta le dijo que no tenia monedas, por lo que tuvo que acostarse con él.
De esta unión nacio Chango rey de reyes y orisha del trueno y la candela.
Yemaya mantuvo el secreto de quien era su padre a todos incluyendo a su hijo.
Por otra parte Aggayu que se creia invensible debido a su fortaleza nunca cerraba la puerta de su casa pues sabia que nadie se atreveria a entrar.
Un dia Chango paso por alli y al ver la abundancia de frutas, viveres y bebidas, entro.
En ese lugar, bebió y comió hasta saciarse, lo que lo venció finalmente por el sueño y la pereza.

Al llegar Aggayu a su casa y ver a aquel joven durmiendo y ver que habia comido y bebido de todo lo suyo.
Este se enfurecio y derramo lava ardiente sobre el, Chango se cubrio de fuego, pero esto nada le hacia.
Aggayu entro aun mas en colera y lo agarro y lo llevo al mar para ahogarlo.
Alli fue donde Yemaya vio aquel suceso e intervino confesandole al gigante que aquel al que queria matar era su hijo.
Entonces aquel quedo paralizado ante tal noticia, pues sin saber estaba intentando matar a su propio hijo.
Arrepentido Aggayu le pide disculpas a Chango y desde ese dia ambos fueron inseparables.
La union de padre e hijo, sirvio paraque Chango tuviese el calor paternal y Aggayu fuese mas bondadoso y venebolo con la humanidad.

Muchas historias de este y otros orishas las podrás obtener en nuestra web. Todas ellas trayendo enseñanzas y cultivando nuestras mentes dentro de esta gran religión Yoruba nacida en el corazón de Africa


Carrito de compra