Ochún

Ochún

ochún

Ochún, también conocida como Oshún u Oxum, es una de las orishas más veneradas en la religión yoruba. Es adorada como la diosa del amor, la fertilidad, el agua dulce, la dulzura y la maternidad. Ochún es conocida por su risa y por el amor que entrega a sus hijos. Ochún es representada como una hermosa mujer vestida de amarillo, sosteniendo un abanico y un espejo, símbolos de su belleza y vanidad. Se la asocia con los ríos y arroyos, que son considerados sus dominios sagrados. Los devotos de Ochún le ofrecen miel, dulces, flores y perfumes como muestra de devoción.

En este pataki, Obatala, el orisha sabio, tenía una hija radiante llamada Oshun. Aunque ella estaba siempre a su lado, se quejaba de las tareas que él le imponía, desde lavar sus ropas hasta limpiar la casa. A pesar de sus quejas, Obatala nunca intervenía para aliviar su carga, creyendo que ella era su esclava destinada a servirlo.

Oshun, influenciada por amistades malintencionadas, cedió a la tentación de una vida más fácil. Abandonó el hogar paterno en busca de placeres mundanos y riquezas. Sin embargo, su nueva vida pronto la sumió en una espiral descendente, llevándola a una enfermedad grave. Cuando finalmente regresó, estaba irreconocible, enferma de tuberculosis y debilitada por la mala vida que llevaba.

Obatala, al verla en ese estado, lamentó profundamente su partida imprudente. Le recordó que, a pesar del trabajo, tenía seguridad, comida y un hogar bajo su cuidado. Con pesar en su voz, le dijo: “Te advertí quedarte; ahora es demasiado tarde para las lamentaciones”. Aún así le dio cobija pero Ochún aprendió la lección. La historia de Oshun sirve como advertencia sobre las consecuencias de las malas decisiones y la importancia de valorar lo que tenemos antes de perderlo irremediablemente.

Muchas historias de este y otros orishas las podrás obtener en nuestra web. Todas ellas trayendo enseñanzas y cultivando nuestras mentes dentro de esta gran religión Yoruba nacida en el corazón de Africa


Carrito de compra